martes, 11 de septiembre de 2007

Miedo al cambio


Los cambios nunca han sido fáciles.
Hay que perder el miedo a la incertidumbre y a las reticencias de los demás.
Oí una vez que si quieres hacer enemigos sólo tienes que proponer hacer cambios.
Pero el progreso se debe a los pioneros que se han atrevido a intentar cosas nuevas, tanto a los que han fracasado como a los que han tenido éxito (seguramente gracias a los fracasos de los anteriores).
El mayor fracaso es no intentarlo.