martes, 4 de septiembre de 2007

El rito de la muerte

Estaba hoy leyendo esta noticia sobre el rito de la muerte en el periódico La Nueva España, cuando una llamada amiga me anunció que tendría que cumplir con ese rito, al fallecer, de forma inesperada, una buena persona y compañero, Jose Palacios.
Tal como decía la propia noticia:
No podemos adivinar cuál será el comportamiento ante la muerte que tendrán nuestros descendientes, pero lo que es seguro -y bien que lo sentimos- es que la «nera signora» seguirá acudiendo puntualmente a sus citas aunque no se la invite.
Para mí, esta vez, como algunas otras, creo que debería haber esperado unos años más.
Sólo nos queda el consuelo de que nadie muere mientras permanezca en nuestro recuerdo.
Es nuestra pequeña victoria frente a la Dama del Alba.