sábado, 26 de mayo de 2007

Para escribir hay que leer

Leo en una entrevista al escritor Julio Rodríguez, en La Voz de Asturias, esta frase que me gusta lo suficiente como para titular este post.
Mi retraso en lo que debiera ser cita diaria en el blog, se debe a que me atrae mucho más leer lo de otros que escribir en el mío.
Suelo más "hojear" que buscar de forma determinada; y me dejo arrastrar de un blog a otro curioseando y aprendiendo. Es cierto que tengo algunos fijos a los que voy siempre, pero me gusta ir descubriendo otros. Mi curiosidad me lleva a clikar en la pestaña "siguiente blog" que unas veces me lleva a fotos de familia de una joven pareja surcoreana con su primer hijo, abuelos, etc (supongo, porque no se entiende nada), otras a reflexiones sobre la vida de otros paises, sobre aficiones particulares etc. Es muy divertido descubrir.
Cómo no creer en la serendipia, en la casualidad y en la causalidad.
Por analogía deberemos de decir que para hablar hay que escuchar.
Ya desde tiempos antiguos se dice que la Naturaleza nos ha dado dos orejas, dos ojos y una sola boca, para enseñarnos que es preciso oír y ver más que hablar.
Pero los humanos no somos conscientes muchas veces de lo que tenemos.
En todos los sentidos.