lunes, 25 de febrero de 2008

Confucio

Si lo oigo, lo olvido.
Si lo veo, lo recuerdo.
Si lo hago, lo aprendo.