viernes, 31 de agosto de 2007

Aprender de las hormigas

Los departamentos de recursos humanos de las multinacionales y consultores estratégicos más innovadores y modernos están intentando ahora copiar a las hormigas. Se puede impulsar un proyecto soportado por la cooperación a nivel individual. Si las hormigas o la gente se siente libre, enamorada de su proyecto colectivo, sin el peso de los que mandan en función de una idea parida en las alturas, se sienten mejor y son, por lo tanto, más eficaces.
En lugar de usar palabras, se comunican mediante cincuenta mensajes diferentes que surgen de combinaciones de feromonas.
Leído en el blog de Eduard Punset en referencia a la ineficacia y, sobre todo, a la infelicidad que generan los esquemas actuales de organización jerárquica del trabajo.
¡¡¡Ay, la comunicación!!!